McLaren M6 GT




El caso de McLaren, es un caso especial en el automóvil pues sus modelos se podrían contar con los dedos de la mano y sus unidades por unas pocas decenas pero su prestigio en el mundo del automóvil es inmenso y ganado en las pistas del mundo. Todos sus modelos tienes unas características comunes pues cada uno de ellos es una muestra de su capacidad para poder construir automóviles terriblemente rápidos y exclusivos.


El comienzo de  esta aventura comenzaría con el McLaren M6 GT, este es un automóvil único y realmente exclusivo, pues se trata del primer automóvil apto para circular por las carreteras fabricado por la marca de automóviles de carreras McLaren, aunque como no podía ser de otra manera inicialmente había sido diseñado para la competición.


Bruce McLaren apoyado en uno de sus veloces automóviles de competición.

A finales de los años sesenta, Bruce McLaren decidió que iba a construir el deportivo de motor central más rápido del mundo. Para esta labor decidió tomar como base para su diseño su potente McLaren M6-A que había ganado el Can-Am de 1967. La idea  inicial era simple, poner una carrocería cerrada al monocasco del M6-A y así poder  luchar por la victoria en el Gr. 4 del Campeonato de Mundial de Sportscar. De inmediato este proyecto cobro gran relevancia e incluso llegaría a convertirse en el favorito de Bruce McLaren pues siempre había sido una de sus ambiciones.

Un McLaren M6 GT reposando en un Museo 
Inicialmente McLaren pretendía construir unas 250 unidades al año, las intenciones eran de vender los chasis con sus correspondientes carrocerías pero sin montar un motor, con esto le dejaba la posibilidad al comprador de montar el motor que mejor se le adaptase. En los inicios de su desarrollo se utilizaría los motores V8 de origen Chevrolet al igual que en los modelos de Can-Am. Aunque en el desarrollo también se había tenido en cuenta la posibilidad de montar un motor V8 de origen Ford. 


Por desgracia para entonces los requisitos de homologación habían cambiado y era necesaria construir un mínimo de 50 unidades para poder homologarlo en competición. Esto hizo que el proyecto fuese demasiado grande para la pequeña escudería de McLaren, que sin la promoción del M6 GT en los circuitos del mundo, el programa de carreras fue desechado por McLaren.

La trasera del McLaren M6 GT. 

A pesar de esto, Bruces McLaren no ceso en el empeño de ofrecer al mundo uno de las automóviles más espectaculares de su tiempo, pues este era esencialmente un coche de carreras con el que poder circular por carreteras abiertas al tráfico. Al estar concebido para carreras tenía un angosto interior donde apenas había sitio para las piernas o los codos además de carecer de aislamiento lo que provocaba un calor terrible en el interior al no estar disponible en el aire acondicionado.

El escueto interior del McLaren M6 GT. 

Bruces McLaren junto con el jefe de diseño Gordon Coppuck desarrollaron para el McLaren M6 GT la típica forma redondeada de los vehículos de competición, que gracias a un chasis de aluminio y a una carrocería de fibra de vidrio lograban un conjunto con un reducido peso de tan solo 800 Kg. Su línea afilada le confiere una aerodinámica excepcional y provocaba que desde el techo al suelo apenas tuviese 1016 mm de altura. Los alojamientos de los faros, carenados por cristales, también recuerdan a los prototipos de competición de la época.

La Linea claramente inspirada en la competición.

El motor se desarrolla partiendo de un propulsor un V8 de 5.730 cc de origen Chevrolet. Este motor estaba construido íntegramente en fundición tanto el bloque como la culata. Cuatro carburadores de doble cuerpo se encargan de alimentar a este automóvil y lograba  obtener 370 cv, con una increíble aceleración de 0-100 Km/h de tan solo 4,2 segundos y una velocidad punta de 290 Km/h. Completa en apartado mecánico una caja de cambios ZF de cinco velocidades o unos frenos de disco Girling  autoventilados.

El Motor V8 de origen Chevrolet. 

Curiosamente tan solo el primer prototipo fue construido en la fábrica de McLaren ya que la segunda unidad fue construida por Trojan, la compañía que fabrica los coches de McLaren de los clientes. En el apartado de competición, uno de los McLaren M6 GT  corrió de manera bastante asidua con el piloto David Prophet, este seria modificado posteriormente con una nueva carrocería al estilo del McLaren M12 GT. El prototipo original fue usado por el propio Bruce McLaren como su transporte personal hasta su inesperada muerte en el 2 de junio de 1970 en Goodwood. Con su prematura muerte, el McLaren M6 GT nunca llegó a una producción a gran escala. 

El McLaren M6 GT de Bruce McLaren frente a su casa en Nueva Zalanda

A pesar del carácter anecdótico del McLaren M6 GT, este deja patente la pasión y la visión para entrar en el mundo de los automóviles deportivos de Bruces McLaren. Veinticinco años después el sueño de Bruce McLaren se haría realidad cuando en 1994 McLaren se lanzó el impresionante McLaren F1, pero esta es otra historia.



- Un Cordial Saludo
        ID2007 

1 comentario:

  1. hermoso modelo y poco conocido
    lástima que mc laren se haya matado tan prematuramente

    ResponderEliminar